26/5/17

El club de los famélicos

"Yo te acompaño-Tu me acompañas-El me acompaña-Nosotros nos acompañamos-Vosotros nos acompañáis-Ellos nos acompañan"
(Proverbio famélico)
(Y repite 352.001404578 veces hasta quedarse sin aliento)
El club de los famélicos se retroalimenta y va forjando una moral de catacumba al aire libre, nunca se pasa de la raya, siempre se mide y detenta un lenguaje, un soliloquio donde en el fondo el artista enumera aislado sus miserias, a pesar de estar acompañado.
Pero el club de los famélicos no morirá, mientras se priorice el interés, la influencia y el acomodo por sobre el talento y la sinceridad.
La palabra premio es su mayor baluarte por eso se inflingen a sí mismos un rosario de hipocresías, un ansia de trascender el mero espacio que su sombra rotunda cruelmente les recorta, a pesar de su ansiedad de ser aceptado, a pesar de ser oscuro y ambiguo:.
Muy a pesar de caer y caer hacia el sótano, donde perviven las almas en pena que suplican por una poca de sustanciosa, vivificante y longeva media hora de fama.

No hay comentarios:

Sadness

Sadness

Hay algo de sonido imberbe en este verbo. Algo de azotea, tejado, desgarro, alfalfa. Ni siquiera murió cuando debía... Ahora galopa ...

Los más leídos