19/4/17

Intimidades




Lo peor de ventilar intimidades, es que éstas habiendo tomado buen aire, se largan con cualquier amante falaz que les promete mejor y más bajo techo, una cuenta bancaria o un perverso psiquiatra que drogará sus reflejos hasta volverlas mansas, públicas o un mal guión de cualquier y ajena serie televisiva.

En tiempos de tecnologías que venden la soledad emancipada al servicio de la publicidad masiva, el pensamiento iconoclasta es un eficaz refugio contra el virus fanático de la desinformación general.

No hay comentarios:

Buscar en este blog