10/8/14

Inconcluso



Hay algo que está inconcluso en esta partitura; intentaré encontrarlo con el cuerpo y en la alondra del sueño.
Los días son feroces desórdenes y las estrellas brillan más en la acera de enfrente. Aquí, en este paraíso de barro, el miedo es un dios severo: mutila las palabras y las vuelve dubitativas y exultantes.
- acaricia mi cuello y mi pulso imprescindible y verás como contengo un río de ternura que aliviará tu pena -
Es por eso que me sé útil y no moriré, aunque los abismos estiren insoportablemente este ruido y lo hagan pesadilla,mi niño trepará por la maleza hasta surcar hacia el sol, las nubes últimas.

Feliz día.

3 comentarios:

viviana dijo...

TAN HERMOSO POEMA ,,CASI COMO ESCRITO DESDE EL ALMA DE TU NIÑO..ME ENCANTO,CARIÑOS,IÑAKI!

mariana boh dijo...

¡Bravo niño Iñaki! De ameba a ameba :)

Iñaki Rubio Zapirain dijo...

No lo había visto compañera ameba :) placer y gracias por leer:)

Buscar en este blog